¿Cómo optimizar una tienda online?

optimizar-ecommerce

Si tus ventas han decaído y el tráfico hacia tu web no es igual que el de costumbre, probablemente necesites optimizar tu tienda online. No te preocupes, suele pasar hasta a los más grandes y tan solo es cuestión de reinventarse. 

A veces, el problema no está en el marketing digital que has aplicado, sino en el posicionamiento de la tienda. O, en su defecto, la página ha caído en lo que a rendimiento se refiere, siendo urgente una intervención. Si es tu caso, te presentaremos una serie de medidas que podrás probar con facilidad. 

Índice
  1. ¿Qué es optimizar una tienda online? ¿Qué significa?
  2. Optimizar una tienda online con 5 métodos clásicos
    1. Mantén actualizada tu landing page
    2. Desarrollo y estructuración de la web
    3. Optimizar una tienda online pasa por ordenar sus categorías
    4. Velocidad de carga de la página web
    5. Descripción de productos

¿Qué es optimizar una tienda online? ¿Qué significa?

En términos comunes, optimizar es la palabra que empleamos para describir a aquellos procesos que permiten que algo funcione como se espera. Para ello, se identifican los posibles problemas, se proponen soluciones y, finalmente, se aplican en pro de solventarlos. 

La optimización de una tienda online obedece a esa premisa. Es un compendio de estrategias y técnicas que abrirán paso a un buen rendimiento de tu sitio web. Gracias a ello no solamente incrementarán tus ventas, sino que atraerá más tráfico debido a la experiencia agradable de navegar en tu página.

En la actualidad, optimizar una tienda online depende, en gran medida, del posicionamiento SEO. Aun así, existen otros factores como la creación de contenido, la velocidad de carga de la página, el alojamiento, el desarrollo web, entre otros. Por consiguiente, es un procedimiento algo complejo. Nosotros vamos a darte un resumen de 5 medidas que puedes implementar para lograrlo, pero no agotan la tarea de optimización.

optimizar-tienda-en-linea

Optimizar una tienda online con 5 métodos clásicos

Para optimizar una tienda online se tiene constancia de un sinfín de metodologías aprobadas y certificadas. Entre tantas, puedes optar por desarrollar hasta 5 métodos clásicos que contribuirán a recuperar el brillo de tu web:

Mantén actualizada tu landing page

La landing page es el primer contacto que el potencial cliente tendrá con tu tienda online, así que conviene que esté actualizada. Resume y agrega únicamente la información importante que guiará a una compra eficaz. Junto con ello, procura que su interfaz sea amigable e intuitiva para avanzar hacia el pago final.

Desarrollo y estructuración de la web

Para optimizar una tienda online, primero tendrás que constatar si no está demasiado sobrecargada. En ese punto, deberás jugar con un diseño más simple que englobe, en pocos pasos, lo que el cliente espera encontrar. 

Optimizar una tienda online pasa por ordenar sus categorías

Un error común en la actualidad es crear un amplio registro de categorías y subcategorías por cada producto del catálogo. Cuando eso sucede, se es más propenso a la desactualización de información y al olvido de ciertas secciones de la web. Por tanto, lo aconsejable es barajear mejor este tema, priorizando los apartados generales y solo los más relevantes. 

Velocidad de carga de la página web

Otro factor que influye negativamente en el hecho de optimizar una tienda online, es la velocidad de carga. Dependiendo del servicio de alojamiento, la cantidad de datos que puede procesar con rapidez será menor o mayor. Aun así, tú debes prevenir esos sucesos, limpiando y reduciendo el tamaño de las imágenes, banners, vídeos, contenidos multimedia, entre otros.

Descripción de productos

Por último, pero no menos importante, para optimizar una tienda online la descripción de productos es innegociable. Hoy por hoy está de moda el storytelling, un método que conecta con el usuario y su intención de búsqueda. Al mismo tiempo, no olvides las palabras claves asociadas ni mucho menos trabajar con links o URLs cortas/amigables.

Inclusive, no olvides darle la importancia merecida al poder de las metadescripciones. De la mano de ellas, los clientes tendrán un vistazo a lo que proporcionas con tus servicios y, una vez intrigados, ingresarán a tu web. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir